Los beneficios de la mediación.

Imagen via shutterstock

La mediación es un proceso socioeducativo y terapéutico; desarrolla habilidades socioemocionales, ya que permite reconocer el dolor, los sentimientos y las preocupaciones de las personas involucradas, además:

  • Da autonomía a las partes para que a través de un tercero neutral e imparcial, encuentren la solución a su conflicto.
  • Reduce los costos financieros y emocionales que representa un juicio para los ciudadanos.
  • Constituye una importante estrategia para abatir el congestionamiento de la carga laboral en los juzgados, contribuyendo así a la justicia pronta y expedita.
  • En el caso de conflictos familiares o de personas con algún vínculo laboral, escolar o de amistad, se solucionará el conflicto de raíz y se logrará la transformación de las relaciones, fortaleciendo una convivencia pacífica en la sociedad guerrerense.
  • En el caso de conflictos en materia civil o mercantil, las partes verán satisfechas sus necesidades, y se obligarán en términos de sus posibilidades reales, con lo que disminuirá el incumplimiento de contratos o convenios derivados de estos asuntos.
  • En los asuntos en materia penal, a través de procesos restaurativos se dará participación a los ofensores, sus familiares, víctimas, ofendidos y demás miembros de la comunidad que se sientan afectados por el delito, a efecto de que los participantes, de manera conjunta, colaboren en la reconstrucción del tejido social afectado por las conductas delictivas que se cometan en el estado de Guerrero y se logre la reinserción del imputado en la sociedad.  
  • En materia de seguridad pública, es una medida eficaz que puede coadyuvar en las acciones de prevención del delito y participación ciudadana.
  • También puede constituir una política eficaz para la promoción de la inversión extranjera, ya que el empresariado de otros países prefiere resolver sus conflictos a través de procedimientos confidenciales y flexibles.

Trabajar por la mediación es trabajar por una cultura de paz; es lograr un entendimiento en torno al manejo de conflictos utilizando herramientas de pacificación; es trabajar por el bienestar social, promoviendo la convivencia entre personas que, después de ser antagónicas, ahora vislumbran un mejor futuro, reafirmando valores como el respeto, el diálogo y la no – violencia. En conclusión, trabajar por la mediación es trabajar por la paz social.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *